Electroporación

¿Qué es la electroporación?

La electroporación o mesoterapia virtual consiste en la aplicación controlada de pulsos eléctricos de alto voltaje, consiguiendo la apertura momentánea de poros en la bicapa lipídica de las membranas celulares y canales acuosos en los espacios intercelulares.

Permite la introducción de activos de tamaños moleculares cientos de veces superiores a los que podríamos introducir de forma tópica convencional.

Dependiendo del pulso aplicado logramos aperturar poros en el estrato córneo, canales intercelulares en epidermis y dermis, así como lograr poros en las membranas celulares para lograr la introducción de los activos al interior de las mismas.

Este mecanismo es reversible y transitorio, por lo que tras un breve lapso de tiempo la membrana celular vuelve a su estado inicial.

¿Cómo funciona la electroporación?

Cuando aplicamos esta tecnología sobre la piel del modo adecuado, logramos la apertura de poros en las células de las diferentes capas y la separación temporal de las uniones entre células, creando canales acuosos.

Esta técnica se utiliza en laboratorios de biología molecular, genómica, etc, tanto in vivo como in vitro, para usos como la manipulación genética y la modificación del ADN celular.

Electroporación estética

Adaptado a una aplicación cutánea, los pulsos eléctricos generan de este modo dos vías de introducción, transcelular e intercelular, tanto a través de la epidermis como por vía transfolicular y transudorípara.

La penetración por vía transcelular se produce permeabilizando la piel mediante los pulsos aplicados, lo que provoca una electrorotación de los lípidos con la consiguiente apertura momentánea de poros en la bicapa lipídica de la membrana celular.

Por otra parte, al mismo se produce la difusión del activo por vía intercelular, que consiste en la generación de canales acuosos intercelulares, permitiendo el paso directo de los activos al interior.

Ambos fenómenos acontecen del mismo modo a través de las paredes de los conductos pilosebáceos y de las glándulas sudoríparas, logrando por esta vía una gran introducción de activos.

De esta manera, la electroporación transdérmica por pulsos de alto voltaje se afianza como el método más eficaz para la introducción de activos en la piel, tanto por la cantidad de activo introducido como por la diversidad de activo introducible.

La electroporación frente a otras

  • Electroporación por radiofrecuencia de baja energía

Equipos que tratan de generar electroporación por corriente alterna a 1 Mhz con muy baja intensidad.

Aumenta ligeramente la permeabilidad cutánea por electrorotación pero no genera electroporación. Se identifican fácilmente por su aplicador aislado por un termoplástico.

  • Electroporación por electroforesis (iontoforesis).

Se combinan diferentes corrientes pero la principal es una corriente galvánica, con lo que se requiere que el producto tenga polaridad y su resultado es muy limitado.

Suelen presentarse en formato roll-on con electrodo de retorno aparte.

Electroporación vs Mesoterapia

La electroporación y la mesoterapia inyectada utilizan de una forma similar las características de los principios activos para conseguir efectos de mejora sobre las zonas de la piel tratada.

La electroporación transdérmica también se conoce como mesoterapia virtual, probablemente por la similitud con la inyectada.

En cualquier caso, hay que distinguir entre la mesoterapia inyectada (la convencional) y la virtual. A nivel operativo, la gran diferencia es que en la inyectada se emplean inyecciones de activos. Es, por tanto, una técnica invasiva.

Además, los productos diseñados para mesoterapia convencional tienen concentraciones muy bajas para evitar los posibles efectos adversos en la piel ya que a nivel microscópico se introducen volúmenes muy altos de producto en puntos concretos, quedando el resto del tejido sin tratar.

Sin embargo, por electroporación logramos permeabilizar todo el tejido logrando un reparto uniforme del activo. Es por ello que podemos utilizar de forma segura productos con concentraciones muy superiores a la de productos convencionales logrando resultados sin precedentes.

Como repaso final, por tanto, hay que tener en cuenta que la electroporación es, respecto a la mesoterapia inyectada, indolora y no invasiva. Que no utilice agujas permite que pueda ser aplicado por profesionales de la estética, sin necesidad de un médico.

¿Cómo identificar la electroporación real?

Para poder identificar la electroporación, debemos tener en cuenta que siempre tendrá una aplicación bipolar con electrodos metálicos directos, para la correcta transmisión de los pulsos eléctricos a la piel.

Debe percibirse alto voltaje al contacto en seco, siendo deseable que su aplicación con producto no sea molesta.