Retinol

¿Qué es el retinol?

El retinol es uno de los productos más utilizados en cosmética por sus efectos antienvejecimiento, y también uno de los más antiguos, ya que se usa desde hace más de 40 años.

Se trata de un regenerador celular a base de vitamina A. Estimula la producción natural de colágeno y ácido hialurónico, renovando la piel, disminuyendo las manchas y las arrugas. Con un uso continuo iguala el tono y la textura de la piel.

Los retinoides

El retinol pertenece a la familia de los retinoides, cuyo uso puede llegar a ser perjudicial en concentraciones altas.

Por ello, podemos distinguir entre retinoides de venta pública, indicados para utilización en cosmética, y los retinoides de venta específica o preparados, como el ácido retinoico, la tretinoína y la isotretinoína, que son prescritos por dermatólogos para, por ejemplo, el tratamiento del acné.

Algunas variaciones del retinol para cosmético, con resultados incluso superiores, son el retinaldehído y el retinilo retinoico.

¿Por qué es tan bueno?

Cuando aplicamos retinol a la piel, este se convierte en retinaldehído y después en ácido retinoico. El ácido retinoico es mucho más efectivo que el retinol. Es la forma activa de la vitamina A.

El retinol tiene un bajo peso molecular, así que es capaz de penetrar en la piel y alcanzar capas más profundas. Al estimular la producción de colágeno y elastina, permite atenuar las líneas de expresión y las arrugas finas. 

También promueve la renovación celular, lo que da paso a una mejora de la textura de la piel, la elasticidad y la luminosidad.

El retinol funciona como:

  • Antiarrugas
  • Antioxidante
  • Antimanchas
  • Hidratante
  • Luminosidad
  • Textura

Cómo usar el retinol

Las primeras aplicaciones de retinol pueden provocar irritación o enrojecimiento. Es recomendable empezar con una frecuencia baja y aumentarla según la piel lo vaya aceptando.

Se recomienda su uso, sobre todo, en pieles madura, pero también está formulado en cremas para adolescentes con acné, debido a su excelente efecto exfoliante. El producto Age Solution 360 de la línea Mesoactives, incluye retinol para combatir las arrugas en pieles maduras.

La Unión Europea recomienda concentraciones de retinol que no superen el 0,3% debido a su toxicidad. Existen otros derivados, utilizados en cosméticos, que no irritan la piel y permiten concentraciones superiores, pero sus efectos son inferiores.

La exposición del retinol al sol puede provocar irritación, así que se recomienda su uso durante la noche y aplicar durante el día un protector solar.

Por otro lado, el retinol provoca sequedad, por lo que tras su aplicación, debe utilizarse un producto hidratante.

Está contraindicado utilizarlo durante el embarazo y la lactancia.

Como el retinol tiene tantas indicaciones, sería aconsejable consultar su uso a profesionales, que evalúen las necesidades faciales de cada persona y programen una actuación efectiva.