Reductor

¿Qué es reductor?

El término reductor se utiliza en medicina estética para referirse a la acción o función que realizan ciertos principios activos, productos cosméticos y aparatología.

Llamamos tratamiento o producto reductor a aquel capaz de reducir la grasa localizada y, por tanto, el volumen de ciertas zonas del cuerpo.

Normalmente, las zonas del cuerpo que más grasa acumulan son los brazos, los muslos, las caderas, el abdomen y las rodillas. Aunque hay algunas diferencias en función del sexo de la persona.

¿Cómo funcionan los productos reductores?

Los productos reductores basan su acción en la dilatación de los vasos sanguíneos. De esta forma, consiguen mejorar el drenaje y conseguir movilizar la grasa. Por eso es tan recomendable realizar masajes o drenajes después de aplicar estos productos.

Los cosméticos reductores pueden ayudar a reducir la grasa y reafirmar la piel, pero esta acción debe ir acompañada de actividad física y buena alimentación.

Tratamientos reductores

Cavitación

Mesoterapia

Electroporación

Ultrasonidos

Aunque los tratamientos reductores son eficaces, estos no serán efectivos en personas con altos porcentajes de grasa. No perderán lo suficiente como para que se note, por lo que parecerá que el tratamiento no está funcionando.

Antes de pasar por este tipo de tratamientos, lo recomendables seguir una dieta variada y saludable y hacer ejercicio físico. Evidentemente, no todos los casos son iguales, así que lo mejor es consultar primero con un especialista que pueda analizar cada caso detalladamente.