La piel

La piel es el órgano más extenso del cuerpo, con una superficie media de 1,6 m2 y un peso de aproximadamente 4 Kg.

Funciones de la piel

Una de las funciones más importantes de la piel es la de actuar como barrera frente a agentes externos como bacterias y sustancias químicas. 

Otras de sus funciones destacadas es la de mantener la temperatura corporal. Es un órgano con capacidad termorreguladora gracias a la actuación de los vasos sanguíneos.

  1. Barrera protectora: actúa contra agresiones mecánicas, químicas y patógenos. Posee la capacidad de destruir bacterias, absorber y eliminar líquidos.
  2. Regula la temperatura: al exponerse al frío, los vasos sanguíneos evitan que la sangre entre en contacto con la piel y así mantenga la temperatura.
  3. Impide la pérdida y la entrada de agua: actúa como balance hidro-electrolítico, al mantener el equilibrio de líquidos corporales y evitar la pérdida de agua.
  4. Absorbe y filtra radiaciones: la piel tiene la capacidad de producir melanina, lo que permite actuar ante los rayos ultravioleta.
  5. Metabolismo de la vitamina D. La piel es la principal fuente de vitamina D, a partir de la exposición a la radiación ultravioleta.
  6. Tiene funciones sensitivas y cosméticas: la piel es capaz de mostrar reacciones a nuestras emociones. Además, transmite mediante receptores y terminaciones nerviosas, el tacto y otras sensaciones.

La dermatología es la rama de la medicina que se encarga del estudio de la piel.

Los profesionales de la dermatología, estudian, diagnostican y tratan las patologías o enfermedades de la piel.

Estructura de la piel

La piel está compuesta por tres capas, que a su vez están formadas por varias capas.

Epidermis

Es la capa más superficial y visible de la piel, tiene un espesor de entre 0,1 mm y 4 mm.

La epidermis se compone en su mayoría por queratinocitos, que se encuentran segmentados en el estrato córneo, además se encuentran los melanocitos, responsables de la producción de melanina, que es el pigmento que nos broncea y nos protege de la radiación UV del sol.

La epidermis cumple una función de protección, preferentemente. Está formada por:

  • Capa basal: la capa más profunda y donde se producen los queratinocitos.
  • Capa espinosa: es en este punto donde los queratinocitos producen queratina.
  • Capa granular: se produce la queratinización.
  • Estrato lúcido: es una capa de transición, formada por células homogéneas sin núcleo.
  • Estrato córneo: es la capa más superficial de la epidermis, está formada por células queratinizadas que conforman una barrera frente a los agentes externos y a la pérdida de fluidos corporales.

Dermis

Corresponde a la zona media y es la capa más importante de la piel. Tiene un espesor entre 0,3 y 4 mm.

Soporta a la epidermis con su red de colágeno y elastina, la que se encuentra embebida de una estructura gelatinosa, que corresponde a los polisacáridos (Glicosaminoglicanos GAG). 

Además, la dermis contiene diferentes elementos, como vasos sanguíneos, fibroblastos (células ), nervios, glándulas sudoríparas y sebáceas.

Hipodermis

Es la capa más profunda y es rica en grasa y tejido conectivo. Actúa como soporte de la dermis y se encarga principalmente de regular la temperatura.

Relacionados