Lipolítico

Lipolítico es un adjetivo que describe la función de los principios activos utilizados en tratamientos estéticos con propiedades ”quema grasas”. Estos, producen la hidrólisis de las grasas dando lugar a ácidos grasos libres.

La lipólisis

La lipólisis es el proceso natural o artificial de quema de grasa.

  • De forma natural, por parte del organismo, los lípidos son hidrolizados provocando la liberación de ácidos grasos y glicerol, para cubrir las necesidades de energía.
  • Mediante el uso de principios activos, estos provocan la degradación de triglicéridos en ácidos grasos y glicerol, que son eliminados de forma natural a través del sistema linfático. Estos principios activos actúan sobre los lípidos cutáneos. Las sustancias lipolíticas se inyectan en el tejido adiposo para disolver la grasa, mejorando la circulación linfática y sanguínea.

Lipogénesis

Es una reacción química producida por el cuerpo, antagónica de la lipólisis, en el que se produce la acumulación de grasa debido a un consumo excesivo de carbohidratos.

Este proceso se lleva a cabo al sintetizar ácidos grasos para formar triglicéridos. Estos ácidos grasos son almacenados en el tejido adiposo.

La lipogénesis se lleva a cabo en el hígado y en el tejido adiposo, mediante el almacenamiento de la grasa. 

Principios activos para la lipólisis

Algunos de los principios activos lipolíticos con mejores resultados son la cafeína, la centella asiática, la hederá, el fucus vesiculosus, el mellilotus officianalis y el Gingko Biloba.

Todos ellos están presentes en la línea Skin Radiance de Sisneo para electroporación transdérmica.

La cafeína es antioxidante y puede penetrar la piel sin necesidad de ayuda. La centella asiática tiene propiedades cicatrizantes, hidratantes y antioxidantes. La hedera y el Fucus vesiculosus son también antioxidantes. Este último, rico en yodo, hierro y calcio.

Por su parte, el Mellilotus offianalis es descongestionante y favorece la circulación. Por último, el Gingko Biloba tiene efecto antiinflamatorio.

Todas estas sustancias aceleran el proceso de lipólisis.

Tratamientos lipolíticos

En estética, los tratamientos lipolíticos tienen mejores resultados si son combinados con otras técnicas, como puede ser la electroporación transdérmica, la mesoterapia inyectada, la carboxiterapia, la radiofrecuencia y la cavitación.

Es importante destacar que los productos lipolíticos no adelgazan. Ayudan a combatir la grasa localizada, que es la que queda depositada y es complicada de eliminar incluso con ejercicio y dieta.

Las zonas del cuerpo donde habitualmente se realizan tratamientos para combatir la grasa localizada son los muslos, el abdomen, las extremidades superiores, la parte inferior de los glúteos, debajo del mentón.

Laserlipólisis

La láserlipólisis es una técnica no invasiva que ofrece la destrucción de grasa mediante la aplicación de energía láser.

Funciona mediante la introducción de una cánula fina y flexible que lleva en el extremo fibra óptica. Este punto emite energía y derrite la grasa.

Consiste en emisores láser que se colocan de forma estática en el cuerpo. Si analizamos detenidamente el aplicador, comprobaremos que si nos creemos la eficacia de la técnica, adelgazarían sólo las partes del cuerpo que quedan debajo de los puntitos del aplicador.