Firmeza

¿Qué es la firmeza?

La firmeza es una cualidad que se atribuye a aquello que mantiene la estabilidad, que es sólido, no se mueve y destaca por su resistencia.

Asociado al área que nos ocupa, que es la medicina estética, la firmeza es el adjetivo que atribuimos a la piel cuando esta no está flácida y se mantiene tersa, sin descolgarse.

La piel va perdiendo su firmeza con el paso de los años y la influencia de algunos agentes externos como la contaminación y la exposición solar.

¿Por qué la piel pierde su firmeza?

Aunque, en general, toda la piel del cuerpo pierde firmeza cuando esta va envejeciendo, hay zonas donde es más visible, como en los brazos, las mejillas, el cuello y la mandíbula.

Cuando cumplimos años, sobre todo a partir de los 35, el cuerpo empieza a producir menor cantidad de elastina, colágeno y ácido hialurónico, elementos orgánicos que hasta entonces habían realizado la función de sostener las estructuras de la piel.

Ahora, al trabajar a menor ritmo, la piel se descuelga y aparecen arrugas. Es el comportamiento natural del cuerpo humano.

No obstante, además de la edad, podemos acelerar la pérdida de firmeza con mala alimentación, grandes cambios de volumen, tabaco, contaminación, falta de ejercicio físico y exposición solar.

Todos estos agentes influyen negativamente en las células, debilitándolas o impidiendo que realicen su trabajo correctamente.

Cómo evitar la pérdida de firmeza

Para mantener la firmeza de la piel, es conveniente seguir una dieta saludable, hacer ejercicio y protegerse de la contaminación. Esta última acción puede llevarse a cabo con rutinas diaria de higene facial y utilizando fotoprotector diariamente.

La cosmética puede ayudar y mejorar el aspecto de la piel con principios activos antioxidantes, pero debe ser un tarea diaria que no puede dejarse

La aparatología estética también aporta soluciones que incentivan la producción de colágeno y elastina. Sin necesidad de pasar por el quirófano, la electroporación o la radiofrecuencia dan buenos resultados que permanecen durante meses.

Alimentos que ayudan a mantener la firmeza

Además del cuidado personal y la higiene diaria, la alimentación puede aportar gran parte de la cantidad de antioxidantes necesarios para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

Lo más importante es evitar los procesados, los alimentos azucarados y los que contienen grasas. E incluir alimentos frescos, verdura, frutos secos y fruta rica en antioxidantes, con presencia de vitamina A, C, D y E.

Asímismo, es fundamental la hidratación diaria, que irá en función de la fruta y verdura consumida durante el día, ya que estos alimentos ya contienen altas dosis de agua.