Emulsión

¿Qué es una emulsión?

Una emulsión, sin importar el sector para el que se produzca, es una mezcla heterogénea entre dos líquidos que no se combinan entre sí.

En nuestro día a día, convivimos con multitud de ejemplos de emulsiones en diferentes campos como la alimentación, la higiene, la cosmética y la metalurgia, entre otros.

Gran parte de las emulsiones que conocemos están formadas por agua y aceites.

Emulsiones en cosmética

En el sector cosmético, las emulsiones son empleadas para crear productos con diferentes fines, como hidratar, nutrir y otros cuidados para la piel.

Podemos encontrar emulsiones con forma de jabones líquidos, mascarillas, lociones, cremas y maquillaje.

Tipos de emulsiones

Las emulsiones que se utilizan en cosmética se componen de una fase hidrosoluble, otra liposoluble y el emulsionante, que es el componente que facilita la mezcla.

  • Para la fase hidrosoluble, suelen utilizarse humectantes, espesantes reguladores de ph, extractos vegetales, conservantes, colorantes, etc.
  • En la fase liposolule, aparecen los ácidos grasos, las ceras, los conservantes, los colorantes, los aceites vegetales y los extractos biólogicos.

Según la naturaleza de la emulsión, se pueden clasificar como:

  • Emulsiones simples (O/W): son aquellas constituidas por una fase dispersa lipofílica (grasa o aceite) y la fase continua es hidrofílica. Este tipo de emulsiones son las más comunes en cosmética.
  • Emulsiones inversas (W/O): aquí se da el caso contrario, la fase dispersa es hidrofílica y la fase continua es lipofílica. En cosmética, con estas emulsiones hacemos productos más espesos y viscosos.
  • Emulsiones múltiples: son mezclas más complejas y en las que encontramos que la fase dispersa contiene una emulsión inversa y la fase continua es un líquido acuoso.