Cosmética

¿Qué es la cosmética?

La cosmética es la disciplina que estudia el efecto de los cosméticos sobre las partes superficiales del cuerpo humano.

Aunque en la actualidad, la industria cosmética representa un gran valor económico, se trata de una disciplina muy antigua. En la antigua China se utilizaba con implicaciones religiosas. En Egipto, Grecia y Roma también se empleaba como medicación.

En la Unión Europea, la cosmética queda regulada mediante el Reglamento (UE) 1223/2009, que define los cosméticos define como “Toda sustancia o mezcla destinada a ser puesta en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y las mucosas bucales, con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto, protegerlos mantenerlos en buen estado o corregir olores corporales”.

Además, en España aquellas cuestiones no cubiertas por la normativa europea, vienen recogidos en el Real Decreto 85/2018.

El objetivo principal de la cosmética es atenuar, modificar, proteger, limpiar, sanear o corregir la piel, el cabello u olores corporales.

¿Qué es un cosmético?

Dentro de la cosmética, podemos encontrar diferentes industrias. Existen cosméticos higiénicos, capilares, faciales, corporales y perfumes.

Aunque habitualmente asociamos a los cosméticos las cremas de cuidado facial o corporal y el maquillaje, lo cierto es que muchos otros productos entran dentro de la definición.

Algunos de ellos son:

  • Todas las cremas, sérums, lociones, geles y aceites
  • Maquillajes
  • Jabones
  • Desodorantes
  • Perfumes
  • Colorantes de cabello
  • Productos para el afeitado
  • Productos para el bronceado
  • Cuidados bucales
  • Productos de limpieza del cabello
  • Preparados para baño

Tipos de cosméticos

En vista de lo anterior, podemos clasificar los cosméticos en función de su composición y forma, lugar de aplicación y finalidad.

  • Según la composición:
    • Disoluciones: perfumes y desodorantes.
    • Emulsiones: son las leches de limpieza y las cremas.
    • Espumas: como los productos para el cabello o el pelo de la barba.
    • Geles: para afeitar, depilar o hidratar.
    • Pulverizadores: maquillaje en polvo
    • Sólidos: son los jabones y el maquillaje de ojos, pintalabios o polvos.
    • Suspensiones: dentro de este grupo encontramos los maquillajes fluidos
  • Según el lugar de aplicación:
    • Cabello
    • Dientes
    • Epidermis
    • Labios
    • Mucosas bucales
    • Piel
    • Uñas
  • Según su finalidad:
    • Corrección de olores corporales
    • Mejorar el aspecto
    • Mantenimiento
    • Limpieza
    • Perfume
    • Protección

Cosmética natural

En los últimos años, ha crecido la importancia de la cosmética natural, cuya característica principal es que no utiliza productos químicos en su elaboración, lo que, en principio, ayudaría a proteger la piel y el medio ambiente.

Estos cosméticos se elaboran con ingredientes naturales. Tampoco utiliza animales para la exploración y pruebas de los cosméticos.

Relacionados