Cavitación

La cavitación es una técnica utilizada en medicina estética para eliminar grasa de forma localizada y no invasiva. Los resultados se acercan a los obtenidos mediante liposucción.

Se trata de un fenómeno físico que genera burbujas o cavidades y provoca la implosión de las células adiposas. Los restos de grasa, se eliminan con la orina o a través del sistema linfático.

Tipos de cavitación estética

Aunque la cavitación ultrasónica es la tecnología más reciente, existe tres tipos de cavitación:

  • Cavitación estable: se basa en la sobrepresión de los tejidos, que provoca el paso de estado sólido a líquido de la grasa para su posterior eliminación por la orina.
  • Doble cavitación: mediante ondas de diferente frecuencia se producen burbujas, que elevan la temperatura y destruyen el tejido adiposo.
  • Ultracavitación: la interacción de ondas de presión a diferentes frecuencias con el agua, genera burbujas de vacío que implosionan y generan energía. 

La cavitación es un fenómeno que se produce en diferentes procesos, que, al contrario de la estética, no es buscado.

En el sector náutico, los ingenieros buscan soluciones para evitar los problemas generados por la cavitación, ya que en hélices y bombas de succión provoca ruido, daños en los materiales y reduce el rendimiento.

Cavitación estética

La cavitación es una técnica que se utiliza en estética para eliminar grasa localizada y la piel de naranja. Las zonas tratadas suelen presentar mejor circulación y elasticidad.

Aunque actúa sobre la grasa localizada, su uso debe ir acompañado de un estilo de vida sano. En personas con sobrepeso no tendrá un efecto visible sin recurrir a una dieta o ejercicio.

Beneficios de la cavitación

  • Aumenta el tono de los tejidos y tonifica los músculos.
  • Elimina la celulitis.
  • Mejora la elasticidad de la piel.
  • Activa la producción de colágeno.
  • Mejora la circulación.

La recomendación es realizar entre 6 y 12 sesiones de cavitación, que no suelen durar más de 40 minutos.

En esta, se utiliza un gel para facilitar el desplazamiento del aplicador. El paciente notará una sensación indolora de succión.

Combinación con otros tratamientos

Tiene muy buenos resultados complementar la cavitación con algunas técnicas de drenaje, para ayudar con la eliminación de la grasa.

También es recomendable beber agua, realizar ejercicio y seguir una alimentación baja en calorías, por este mismo motivo.

Los equipos de cavitación deben ser manejados por especialistas en medicina estética, ya que su uso con desconocimiento podría provocar daños en órganos o quemaduras por ultrasonidos.

Por sus contraindicaciones, no debe ser aplicada a personas con marcapasos, con insuficiencia renal o hepática, embarazadas y mujeres lactantes.