Bótox

¿Qué es el bótox?

El término botox, conocido en el sector de la estética como toxina botulínica, es una neurotoxina creada por la bacteria Clostridium botulinum. 

Como intoxicación o envenenamiento produce botulismo, afectando a los nervios del cuerpo con parálisis muscular, dificultad para respirar o incluso hasta la muerte. 

Está prohibida como arma química o biológica por las Convenciones de Ginebra y la Convención sobre Armas Químicas porque se considera extremadamente peligrosa.

La capacidad que posee la toxina botulínica para producir parálisis muscular por denervación química, se aprovecha para usarla como medicamento en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y como producto cosmético para tratamiento estético de las arrugas faciales.

Aplicación de botox en estética

La aplicación de la toxina botulínica en el sector de la estética surgió de casualidad en el 1987, cuando la doctora Jean Carruthers estaba tratando a una paciente afectada por blefaroespasmo. 

Después de infiltrar la toxina con una aguja extra fina en el músculo, se inhibe por relajación el movimiento muscular. Las arrugas desaparecen, pero tienen una duración temporal entre tres a seis meses.

Después se tiene que volver a repetir el procedimiento. Conlleva poco cuidado posterior y no hay contraindicación a la exposición del sol.

La marca más conocida es Botox, y está registrado por la empresa Allergan, Inc. de Irvine, California. Fue aprobada en el 2002 para el sector de la estética. Aunque existen otras marcas como Dysport, Lantox, Nabota, Siax, Xeomeen y Meditoxin (Medytox).

Efectos adversos para estética

Como debes saber, el sector estético está lleno de productos que no funcionan como aseguran y de profesionales que hacen lo que no deberían o no saben. Algunos de los efectos que puede producir el uso del bótox como tratamiento estético, vienen provocados precisamente por falta de conocimiento.

Los efectos de una inyección incorrecta de bótox pueden ser muy importantes, tanto que pueden provocar caídas de la comisura bucal, de las cejas o caras inexpresivas. Por ello es clave contar para ello con profesionales

Algunos de los efectos adversos que pueden producirse son:

  • Equimosis o ematomas, que se da en más del 10 % de los pacientes.
  • Poca duración del efecto (aproximadamente menos de dos meses).
  • Caída de cejas o párpados.
  • Asimetría en ambos lados de la cara
  • Dolores de cabeza o cuello (poco frecuente).
  • Inflamación de los párpados o tejidos blandos en la zona de la aplicación de la toxina botulínica.
  • Problemas para hablar, tragar o respirar.

Beneficios y desventajas del bótox

Seguramente la inyección de bótox es actualmente el tratamiento más utilizado en este sector. Los beneficios y desventajas del bótox quizá nos pueda dar una idea del porqué de este éxito.

Ventajas del bótox

  • Tratamiento rápido: la aplicación del bótox es muy rápida. En unos minutos puede haber finalizado  el tratamiento sin contratiempos.
  • Bajo coste: comparado con otros tratamientos con efectos similares, se trata de un tratamiento de bajo coste.
  • Es indoloro: suele aplicarse un anestésico local que disminuye o elimina por completo cualquier dolor producido por la inyección.
  • Método seguro: es un tratamiento sencillo, que tiene complicaciones y que realizado por profesionales no conlleva ningún peligro.
  • Efectos temporales: esto, que para algunos podría ser un inconveniente, es también una ventaja en caso de que el resultado no sea el deseado.

Desventajas del bótox

  • Efecto no inmediato: podrás empezar a notar los efectos de la toxina botulínica a partir del tercer día.
  • Asimetría: el efecto natural del bótox puede producir este tipo de alteración en la piel en caso de no realizarse correctamente.
  • No sirve para arrugas gravitacionales: es decir, para las arrugas producidas por la gravedad, las que se crean como consecuencia de la caída de la piel por el envejecimiento.
  • Efecto mayor: el bótox inyectado puede alcanzar zonas no deseadas, lo que podría producir efectos también no deseados.
  • No es permanente: para quienes pretendan obtener resultados permanentes, el bótox no es el tratamiento indicado, ya que su efecto tiene una duración aproximada de 1 año y medio.

Existen otros sistemas de rejuvenecimiento facial y corporal menos invasivos e indoloros, como la radiofrecuencia y la electroporación transdérmica. 

La radiofrecuencia estimula el colágeno y la elastina, ayudando a reducir las arrugas. Y la electroporación es capaz de rellenar arrugas mediante la introducción de producto ultra concentrado.